domingo, 7 de junio de 2009

EL RETO DEL TIEMPO

Esta vez se me ocurrió hablar del tiempo, y le propuse a Diablo que eligiéramos un fenómeno atmosférico y lo describiéramos de alguna manera diferente. Yo elegí para él la niebla, y él para mi el viento.
Lo tengo que reconocer, esta vez mi querido diablo, me has superado con esa niebla magistral. Pero ya veremos la próxima ja ja ja ja ja ja ja ja.

RESOLUCIÓN DE LA LUNA OSCURA: EL VIENTO.


Creo que lo se desde siempre pero, hoy que te siento, necesito decírtelo, porque no sólo a mi me das la vida, y aún así no podría vivir sin ti.


Se que hay noches que golpeas otras ventanas, como ayer lo hiciste en la mía, intentando colarte como un ladrón por donde quieres. Acaricias otros cuerpos y en tus besos se llenan de ti como lo hice yo, como aún lo hago, y aún así no podría vivir sin ti.
¿Recuerdas aquel día frente a la playa? Acariciabas mi cara y en la ternura que me ofreciste, me inspiraste confianza.


Cuántas veces me ayudaste impulsando mis pasos desde atrás, pero cuántas otras me has golpeado, poniéndote delante de mi, tratando de impedir que siga mi camino. Y aún así no podría vivir sin ti.


Me has helado, me has quemado, me has templado, me has.... me has dado tanto. No puedo renunciar a ti.


Acercate y deja que me llene de ti. Quiero ser como la duna en el desierto y sentirte. Lo sé, no eres mío. Y aún así no podría vivir sin ti.










RESOLUCIÓN DEL DIABLO: LA NIEBLA


Bajo tu puerta yo me cuelo
Buscando el consuelo
De tu piel que me llama

Siendo mañana, tarde o noche
¿Conseguiré ese derroche
que mi pasión calma?

Despacio, en silencio me aproximo

Sin prisa, sigiloso, con mimo,
Sorpresa y dulce trama

Y una vez situado en este tu lecho

Solo queda recorrer el trecho
Hacia tu cuerpo como bruma

Asentándome en tu tierra, aferrado,
Más licuado o condensado.
Reposando en tu cama

Y en pequeñas gotas me densifico
Me poso en tus poros y, con ainco,
Penetro en tu alma

Vestigio de lo que he sido en tu flor,
Siendo líquido rocío, mi amor
Me convierto en llama

La niebla, amortiguando el sonido
Un sordo eco de el gemido
Cuando te amo y me amas

Parece que el tiempo se parara
O tal vez se ralentizara
Más desesperada clamas

Porque es irreal, un sueño, ficticio
El tiempo ejecuta su oficio
Y sin piedad se derrama

Solo nos queda aprovechar el tiempo
Convertido en niebla, sin lamento
Enredarme entre tus ramas



5 comentarios:

  1. Precioso, os ha quedado muy bien.
    Ana lo tuyo me ha gustado muchisimo de la manera tan sensual con la que has expresado ese sentimiento.
    Diablito, tu poema me ha parecido fantástico, y tambien con bastante brote pasional.

    Que deciros, que los dos sois muy buenos, y que el uno sin el otro no existiria reto. Anda que vaya lo que he dicho, me he quedado calva de tanto pensar jajaja.
    No en serio haceis un equipo buenísimo. Seguir así.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡ainsss...qué bien os ha quedado! ¿será deformación de profesora... y os tendré "enchufados"? jajaja...
    No creo, es que de verdad lo haceis estupendamente...
    Besicoooosss enormes a los dos

    ResponderEliminar
  3. me gustó tanto el viento que me hizo traspasar la niebla... Sensacional!!! os felicito a los dos...

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  4. No se debe sentir celos del viento, pues su naturaleza es modelar todo cuanto se deje erosionar y también deslizarse por todo cuanto se resista...

    La nuebla en cambio nos ayuda a escondernos pero también puede esconder a quien queremos encontrar...

    Me alegro que el viento me arrastrase hasta aquí y que la niebla no ocultase vuestra presencia...

    Nos vemos en homoNOsapiens.

    ResponderEliminar